Joomla TemplatesWeb HostingFree Money
Visite Nuestros Portales Especializados
Empresas, Productos, Marcas, Cultura, Salud, Industria de la hospitalidad, Deportes Tecnología, Telecomunicaciones EconomiayMercados.com Libros Canal de YouTube Síganos en Twitter Estamos en Facebook

Home » Opinión- » Columnista » Almacenamiento definido por software: la clave para desbloquear el centro de datos

Calendario Colombia

Calendario Colombia 2021



Calendario Colombia 2022

Evaluación de Productos

Guía para Periodistas

Privacidad
en
Internet
para
Periodistas
Por Michael Dagan

 Privacidad en internet para periodistas
Lectura Sin Costo
Edición en Línea
En Español

Facebook

Hora Legal en Colombia

 
Almacenamiento definido por software: la clave para desbloquear el centro de datos
Opinión
Viernes, 28 de Marzo de 2014 01:00

Amitabh Srivastava, EMC
Amitabh Srivastava, Presidente de la División Avanzada de Software de EMC

El desafío del almacenamiento definido por software proviene de dos problemas: La ausencia total de estándares de almacenamiento y lo que se denomina gravedad.

Almacenamiento definido por software: la clave para desbloquear el centro de datos
Por Amitabh Srivastava, Presidente de la División Avanzada de Software de EMC
Durante los últimos años, en la infraestructura empresarial emergió rápidamente el concepto en boga “centro de datos definido por software” (SDDC, por sus siglas en inglés). Este concepto insinúa la promesa de una verdadera agilidad del negocio, en un contexto donde los líderes de TI y del negocio se han visto desbordados por el extenuante proceso de implementación física de recursos, cuando el negocio exige un cambio operativo que hace uso de TI.

La teoría es maravillosamente simple: con algunos clics del mouse, se pueden asignar dinámicamente recursos de TI virtuales desde una sencilla interfaz de administración. Y gracias al crecimiento de la virtualización informática y de redes en los últimos años, esto ha sido cada vez más posible. Sin embargo, una parte significativa y fundamental del problema, es decir, la administración dinámica de los recursos de almacenamiento, estuvo fuera de nuestro alcance. Sin esto, la visión de SDDC está incompleta.

El problema de la gravedad
El desafío del almacenamiento definido por software (SDS, por sus siglas en inglés) proviene de dos problemas principales. El primero es la ausencia total de estándares de almacenamiento. Todas las plataformas, independientemente de que sean de EMC o no, o de proveedores de almacenamiento básico, usan protocolos e interfaces diferentes. Naturalmente, esto hace que el proceso de definición por software sea más desafiante que el de cómputo (dominado por la arquitectura x86) o el de red (estandarizado en IP).

El segundo problema es mucho más significativo. El almacenamiento tiene lo que llamamos gravedad.

Para ilustrar esto, les voy a dar una idea de la aceleración de los requerimientos del negocio para el almacenamiento. A EMC le llevó 26 años vender su primer Exabyte de datos (1018 bytes, 1000 millones de gigabytes). En el término de 5 años, enviamos un Exabyte por año. Más tarde, en el término de 1 año, enviamos un Exabyte por trimestre. Dieciocho meses más tarde, el ritmo se aceleró a un Exabyte por mes. Y el año pasado, un cliente en un solo acuerdo compró casi un Exabyte de almacenamiento. Esta es la situación que enfrenta cada empresa. Con esta enorme masa de datos, hay una gravedad intensa. Crear y cambiar dinámicamente la ubicación de grandes cantidades de datos en pools virtuales de almacenamiento no es nada insignificante, y este ha sido el obstáculo clave en cada intento anterior de virtualizar dinámicamente los recursos de almacenamiento.

Logro de velocidad de escape
Los requerimientos que posibilitan el almacenamiento definido por software en nuestra vista se determinan en dos niveles. El primero refiere a la vista que el elemento definido por software necesita que se lleve a cabo en el plano de control, en lugar de hacerlo en el plano de datos. Los intentos históricos por administrar el almacenamiento definido por software en el plano de datos derivaron en problemas de latencia y rendimiento, pero, al elevar la administración de datos al plano de control, se elude este problema.

Esto crea el segundo problema: la interfaz con las docenas de diferentes tipos de almacenamiento en uso en los ambientes de TI empresarial. Nos habría resultado relativamente sencillo construir SDS sólo para los productos de EMC, pero, por supuesto, esto no es lo que desean los clientes. Por lo tanto, cuando diseñamos la arquitectura de SDS, pensamos que la apertura era fundamental, y nos determinamos a construir en interfaces para los arreglos de hardware que con mayor frecuencia se ven en los ambientes de nuestros clientes, incluidos, hasta la fecha, NetApp y HDS. Con el tiempo, haremos más incorporaciones. Solo es cuestión de hacernos paso por los protocolos de interfaces, crear conectores en las plataformas y probarlos.

Colocarse en órbita
La teoría funciona. Pero, ¿cómo opera en la práctica? Ron Redmer, director de operaciones y tecnología de assure360, formó parte del programa de adopción temprana de nuestro producto SDS, ViPR, y explica que la iniciativa aceleró el aprovisionamiento de servicios de almacenamiento, les dio control basado en políticas para garantizar el cumplimiento normativo y proporcionó beneficios de automatización, lo que expandió los recursos de su equipo. En otras palabras, cumplió de inmediato la promesa de agilidad con los niveles de exigencia empresarial necesarios para garantizar que no surgieran problemas de control ni de protección de datos.

Caminos alternativos hacia SDDC
Desde ya, el ideal de asignar dinámicamente recursos de TI desde una sencilla interfaz de administración suena bastante como los servicios de nube pública sobre los que todos escuchamos y vimos en el mercado.

Pienso que los servicios de nube pública son un excelente ejemplo de implementación del modelo SDDC. Sin embargo, suelen presentarse con algunas salvedades: no se tiene ningún control sobre dónde están los datos, el estado de propiedad a veces es poco preciso, el proceso de migrar los datos fuera de los recursos de nube pública puede ser sumamente complejo y, por lo general, no se puede decidir sobre los marcos de trabajo de continuidad o respaldo. Para los negocios más pequeños o sin regular, esto tal vez no sea un problema. Para el mercado empresarial, es inaceptable. Los problemas de protección de datos, soberanía de datos y daño en vuelo son demasiado importantes para los negocios cuyos tesoros están contenidos en los datos digitales. En tal sentido, anticipamos que los servicios de nube pública tendrán un papel relativamente limitado en la infraestructura de TI empresarial en el futuro cercano y, sin dudas, el pronóstico de los analistas es que conformarán menos del 4 % de las cargas de TI empresarial en 2014.

Habilitar la tercera plataforma
La transición hacia la tercera plataforma es la actual supertendencia en TI empresarial, que se conceptualiza más fácilmente cuando se considera la experiencia de teléfono inteligente de consumidor. A diferencia de la mayoría de los usuarios empresariales, un usuario de teléfono inteligente de consumidor tiene acceso a millones de aplicaciones, con determinación de precios y administración dinámica según los modelos de uso, en algunos casos, con control en torno a la seguridad y al conjunto de funciones que tienen (por ejemplo, la tienda de aplicaciones de Apple tiene algo de control sobre las aplicaciones disponibles para sus clientes, diseñado para proteger su seguridad y su experiencia). Estas aplicaciones, diseñadas y actualizadas automáticamente para la movilidad, se entregan y se administran por medio de la nube. La mayoría aprovecha los datos de uso para mejorar el servicio, entregar servicios o administrar usuarios de alguna manera.

Para que TI empresarial entregue este nivel de escala, flexibilidad, movilidad, servicios de cargo al usuario y uso de datos, se requiere una transición a un modelo completamente definido por software. De lo contrario, el tipo de asignación dinámica de recursos que este mundo requiere sencillamente no sería posible. Y si TI empresarial no inicia una transición en esta dirección, enfrentará una presión significativa de “TI en la sombra”, cuando los usuarios finales comiencen a llevar sus propios servicios (con frecuencia, sin control ni regulación en la nube pública), lo que creará riesgos significativos para la organización.

Creemos que SDDC es la clave para la prueba futura de la infraestructura a medida que el negocio hace esta transición. Crea una ruta hacia la tercera plataforma para su organización de TI.

Conclusiones
No hay dudas de los beneficios potenciales de SDDC para la empresa. En un mercado que es testigo de algunos casos (desafiantes) de recuperación, los negocios necesitan la agilidad y la flexibilidad para hacer una transición rápidamente, y tienen usuarios que exigen experiencias digitales a la altura de las que viven en el mundo de la tecnología de consumidor.

Durante un tiempo prolongado, el almacenamiento definido por software ha sido el gran obstáculo en términos de entrega de verdaderos servicios SDDC, pero gracias a la transición al plano de control y a la apertura de estándares de interfaz, finalmente es una meta que se puede alcanzar.

Si todavía no ha iniciado la preparación para lanzarse hacia la tercera plataforma, tiene que considerarlo. El problema de la gravedad no detendrá a los competidores que pretenden llegar a las estrellas.

Foto EMC

 

 

Derechos Reservados - MarcasyMercadosIT.com - 2007-2020 - Designed By Joomla